Aprendizaje colaborativo en Derecho Civil

La experiencia que se expone a continuación se basa en un sistema de aprendizaje colaborativo utilizando las nuevas estrategias de comunicación en entornos interactivos a partir de las herramientas brindadas por la plataforma educativa Moodle.

En el grado de Derecho contamos con un elevado número de alumnos en el aula, lo cual, en principio, dificulta el aprendizaje grupal, en el que pesa la cantidad de interacción entre los participantes en un tiempo y espacio limitados.

Pretendemos, con esta nueva experiencia, basarnos en el aprendizaje colaborativo, de manera que sean los propios estudiantes los que intercambien ideas e información, en cualquier momento y espacio, fomentando con ello la comunicación; que aprendan a trabajar en equipo, asumiendo su responsabilidad tanto individual como en el aprendizaje de sus compañeros; que desarrollen habilidades a través de una interdependencia positiva y un liderazgo compartido; y que sean capaces de autoevaluarse estableciendo sus propias
metas, identificando los problemas, los logros y fracasos y las soluciones a los conflictos.

La actividad de role playing que planteamos pretende el logro de un aprendizaje activo, de modo que el alumno busque su propio camino entre diversas posibilidades con el objeto de potenciar el desarrollo de sus habilidades, su motivación y el despliegue de estrategias que se logra con el aprendizaje.

En función de la actividad, el tema puede ser elegido por los alumnos (se podría utilizar para ello un wiki de categorías) o por el propio profesor y los grupos pueden configurarse de manera aleatoria o por los propios alumnos.

El caso que planteamos ahora es el siguiente: el profesor acude a los grupos para que le asesoren o defiendan sus intereses y el trabajo empieza con un lacónico “un familiar mío ha fallecido, ¿qué derechos tengo?” o “me quiero separar, ¿qué hago?”.

Los grupos adoptarán el rol de abogado y tendrán como función asesorar adecuadamente a su cliente, para lo cual se les dotará de la herramienta foro de discusión a través de la cual deberán ir construyendo los hechos que rodean el caso, a través de preguntas al cliente o preguntas a terceros, solicitud de documentación (el profesor adoptará distintos roles para que el alumno pueda hacer las preguntas a terceros, o pedir documentación necesaria a organismos públicos, etc.). En esta primera fase de la práctica, los grupos estarán obligados a utilizar un lenguaje de fácil comprensión para el cliente.

Una vez obtenida toda la información (o concluido el periodo para obtenerla), discriminando la información relevante de la irrelevante, a través de un wiki, los grupos deberán a) explicar al cliente qué derechos o a qué está obligado con un lenguaje comprensible para él; b) elaborar un documento (un informe o una demanda) en el que deberán resolver todos los interrogantes que se puedan derivar del supuesto de hecho de partida. El informe o la demanda exigirán utilizar un lenguaje técnico, pues no estará dirigido al cliente, sino a un operador jurídico.

De modo paralelo se dotará a los participantes de un espacio virtual donde se pueda albergar de modo organizado el material que hayan utilizado para la realización de la actividad (jurisprudencia, textos legales y artículos doctrinales). La herramienta que en este caso actuará como biblioteca virtual del grupo será el Glosario, lo cual permitirá consultar esta documentación por orden de creación, alfabético o por categorías.

En definitiva, pretendemos con estas técnicas de aprendizaje colaborativo, que de uno u otro modo vienen poniéndose en práctica por profesores del área de Derecho Civil, fomentar el interés del grupo por el máximo aprendizaje de cada uno de los integrantes y la adquisición de habilidades tales como el diálogo y la solución consensuada de conflictos.

Pedro Grimalt Servera y Cristina Gil Membrado

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*